12 de julio, 2011Deportes

Un nuevo accidente roba el protagonismo al ciclismo en la presente edición del Tour de Francia. Lo más triste e indignante es que en este caso se trata de un atropello por parte de un coche de la televisión francesa.


Son muchos los motivos que me han alejado de estas competiciones (como aficionado claro) y uno de ellos es sin duda la mercantilización y sobreexplotación de la misma. En ocasiones, como en esta, la impresión que se desprende es que lo último son los corredores.


Etiquetas: ,

Dejar un comentario!